Inicio > Uncategorized > La receta

La receta

“Querida, te dejé el paquete en la puerta. Llámame cuando lo recojas.” Josy leyó el mensaje y respondió con un escueto “Ok”. En el camino a casa pensó en Lu, su nueva amiga, a quien consideraba “muy moderna”. Ya no le incomodaba el hecho de tratar con la mujer que vivió cinco años con su actual marido. Incluso, disfrutaba de las ventajas de contar con información de primera mano que le resultaba sumamente útil para resolver o anticipar problemas con Renzo.

Lu era simpática y solidaria pero sobre todo, diversa. Solía recomendarle a Josy una gama de actividades para tener contento a Renzo. “Léele de noche”, le dijo una vez. “Claro, tiene que ser algo del Marqués de Sade”.  La primera vez que lo hizo descubrió el poder de una mordaza, la caricia de un par de sogas en sus tobillos y muñecas y descubrió que el dolor no era el revés del placer sino simplemente un camino anverso.

La lista de sugerencias y consejos abarcaban cine: Pier Paolo Pasolini; caminatas nocturnas en los barrios bajos de la ciudad; visitas a la morgue; súbitas apariciones en funerales ajenos; juegos eróticos y demás. Desde el amanecer hasta la noche, Renzo lucía pleno y sonriente. A veces, Josy comentaba con él respecto al interés de Lu en que ellos estuvieran bien. Al principio, Josy pensó que Lu actuaba por una suerte de culpa. La relación con Renzo, si bien terminó súbitamente y sin mayor drama, tuvo que ver con una infidelidad de Lu. Renzo le había platicado a Josy sobre ello y le había dicho tajantemente que no estaba afectado, por lo contrario, estaba feliz de que Lu hubiese renovado su entusiasmo por la vida. “Lu necesita reinventarse, no sabe estarse quieta por mucho tiempo, si se aburre, planeará y cometerá locuras”, le dijo Renzo.

Al llegar a casa Josy se encontró una caja pequeña con una nota que decía “Sigue al pie de la letra las instrucciones de la receta, no te arrepentirás”. Tal y como Lu le pidió, le llamó. “Prepárate para hacer a Renzo al hombre más feliz del mundo”  le dijo. Josy sonrió mientras abría la caja y revisaba su interior. Un kilo de papas, medio de jitomate, panceta, apio, garbanzo y una serie de bolsitas con diversas hierbas y condimentos.

Entonces Lu comenzó a explicarle el proceso de preparación, el tiempo de cocción, el orden en que debía ir poniendo los condimentos, la cantidad de agua requerida, el nivel de la flama de la estufa. Josy atendía al pie de la letra las instrucciones. Se sentía una alumna privilegiada. Pasados veinticinco minutos todo estaba listo.

“Huele bien” le dijo Josy a Lu. “Y ten la seguridad de que sabe mejor, querida” contestó Lu. “Ahora, sírvete un plato y pruébalo”, le pidió Lu a Josy. Caminó al cristalero y sacó un plato hondo. Cogió una cuchara sopera y lo zambulló en la sopa y colmó el plato. “Bueno cariño, come y a la noche te marco para ver cómo te fue” Dijo Lu y colgó. Josy llevó el plato al comedor. Puso un mantel, cogió un cubierto y se sentó a degustar. Cerró los ojos y sorbió una cucharada. Un sabor peculiar se paseó por su lengua. Josy se quedó con los ojos cerrados y el tiempo comenzó a pasar.

Cuando Renzo llegó a casa, vio a Josy doblada sobre la mesa del comedor. Un plato hondo estaba servido casi al tope con una sopa rojiza. Renzo movió la cabeza de Josy de un lado a otro. Le buscó el pulso en le cuello y vio que no había. Sintió la erección.

Cogió el teléfono y llamó a Lu. “Está muerta, funcionó el cianuro” Le dijo. “Y cómo luce?” Preguntó Lu. “Sumamente sensual, cariño”. Dicho esto se bajó los pantalones, subió el cadáver a la mesa, lo despojó de la ropa y tuvo sexo con él. Tras eyacular sobre el rostro llamó nuevamente a Lu  y le preguntó “Ahora qué sigue mi vida?”.

Anuncios
Categorías:Uncategorized
  1. La Otra Maja
    marzo 2, 2011 en 7:09 pm

    Deliciosamente macabro.

    Qué tentaciones nos pones a la mesa.

    Abrazo

  2. marzo 7, 2011 en 10:21 pm

    raro… si .. sencillamente raro que lea algo escrito en un blog o en general en la web y me llame la atención … aun mas que me agrade bastante… ese final repentino que no te esperas… que la historia de un vuelvo y el final no sea esperado es un recurso bastante agradable

    solo cuida de no abusar de el

    saludos ¡¡¡

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: